Tener mucho sexo no asegura un matrimonio feliz

0
57

Es la calidad, no la frecuencia con la que una pareja tiene sexo, lo que puede llevarlos a ser más felices dentro de sus matrimonios, revela un reciente estudio de la Carnegie Mellon University. De hecho, de acuerdo con los investigadores, aquellos matrimonios participantes que tuvieron más sexo reportaron sentirse menos felices, tener bajo deseo sexual y poco goce del contacto de su pareja.

Calidad sobre cantidad

Para el estudio se dividió aleatoriamente a los matrimonios participantes, parejas saludables de entre 35 y 65 años, en dos grupos. Una mitad debía incrementar al doble la cantidad de sexo a la semana, mientras que la otra mantener su frecuencia habitual, durante los siguientes tres meses.

A lo largo del tiempo los participantes respondieron una serie de encuestas, con la finalidad de conocer su felicidad, los cuales incluían preguntas sobre sus conductas de salud, los niveles de satisfacción, la frecuencia de las relaciones sexuales y los tipos de placer experimentados.

Los resultados indicaron que el grupo de participantes que aumentó su frecuencia sexual era levemente menos feliz, y presentaba otros desórdenes relacionados con el sexo.

El deseo de tener sexo decrece mucho más rápidamente que el goce. En lugar de enfocarse en incrementar la frecuencia sexual a los niveles experimentados al inicio de la relación”, afirma Tamar Krishnamurti, diseñador del estudio.

Las parejas deberían trabajar mejor en crear un ambiente que despierte su líbido y haga al sexo cada vez más divertido, indica el experto.